¿Qué son las Opciones?

Se trata de herramientas del mercado de derivados en las cuales a través de un contrato se establece la posibilidad o derecho de comprar o vender una cantidad establecida de un activo a un precio y una fecha determinada.

Se trata de herramientas del mercado de derivados en las cuales a través de un contrato se establece la posibilidad o derecho de comprar o vender una cantidad establecida de un activo a un precio y una fecha determinada, aunque no implica una obligación de hacerlo.

Las opciones sirven para diferentes tipos de activos como pueden ser acciones, índices bursátiles, bonos, etc.

Existen dos tipos de opciones, las denominadas Call u opciones de compra y las Put que son las opciones de venta.

Las opciones Call ofrecen la posibilidad de adquirir un activo a un precio establecido previamente, como ejemplo, si las acciones de la empresa “X” en un día determinado tienen un precio de $100, podemos obtener un contrato de opción para adquirirla a ese precio en el futuro, pensando que el precio será más elevado. Si al momento del vencimiento del contrato el precio de la acción fuera de $250, podremos ejercer nuestro derecho de compra y adquiriremos acciones que tienen un valor de $250 a un precio preestablecido de $100, lo que nos brinda una utilidad de $150.

Los contratos de opciones tienen un costo o prima que se debe pagar simplemente por tener el derecho o posibilidad de ejercer una compra o venta futura, por lo que el margen que se espera obtener debe considerar el costo de esta prima adicional al costo de los activos.

Existen dos tipos de opciones; las europeas, que nos permiten ejercer la opción únicamente en la fecha de ejercicio, y las opciones americanas, con las cuales puedes ejercer la opción en cualquier momento durante la vigencia del contrato.