Libre comercio vs. Proteccionismo

Razones para elegir entre una economía abierta o cerrada hay muchas, aquí enumero algunas para que te hagas tu propia opinión.

Hay líderes de opinión que piensan que el libre comercio nos hace más ricos y que por ende es algo bueno; según esto, deberíamos hacer que los bienes y servicios se muevan de un país a otro lo más fácilmente posible. Por otra parte, hay personas que piensan que restringir el comercio protege fuentes de empleo, ayuda a sostener industrias que no son necesariamente rentables, pero si estratégicas para la soberanía de un país, y podría impedir que comerciemos con países cuyas prácticas comerciales son poco leales.
Razones para elegir entre una economía abierta o cerrada hay muchas, aquí enumero algunas para que te hagas tu propia opinión.


Argumentos a favor del libre comercio.

• El libre comercio aumenta el tamaño de la economía en su conjunto, pues permite que los bienes y servicios se produzcan de manera más eficiente, debido a que incentiva la producción de mercancías donde los recursos naturales, la infraestructura y las habilidades de las personas son mejores. Esto provoca un aumento de la productividad, lo que puede llevar a salarios más altos a largo plazo.
• El libre comercio es bueno para los consumidores. Reduce los precios al eliminar los aranceles y aumentar la competencia. También es probable que una mayor competencia mejore la calidad de los productos, además de permitir la disponibilidad de productos, por ejemplo, frutas tropicales en países escandinavos.
• Al no haber barreras arancelarias, se elimina la burocracia, lo cual agiliza y abarata el comercio. Además, si una empresa que comercia en varios países tiene que trabajar con un solo conjunto de regulaciones, sus costos de cumplimiento disminuyen.
• En contraste, el proteccionismo puede resultar en guerras comerciales destructivas que aumentan los costos y la incertidumbre a medida que cada país intenta proteger su propia economía. Las reglas proteccionistas pueden tender a favorecer a las grandes empresas y a los intereses creados, ya que tienen los recursos para ejercer presión de manera más efectiva.


Argumentos a favor del proteccionismo.
• A medida que más países experimentan el desarrollo industrial, las industrias nacionales tradicionales pueden verse amenazadas por empresas extranjeras con precios más bajos e incluso con mayor calidad en los productos que ofrecen. El proteccionismo es una alternativa que ayuda a preservar los empleos en esos sectores, o al menos a ralentizar el proceso de cambio.
• El proteccionismo también puede ayudar a construir nuevas industrias; cuando iniciar un negocio requiere de altos costos iniciales, el gobierno puede proteger esa industria por medio de aranceles, hasta que ese sector sea rentable.
• El proteccionismo puede usarse para salvaguardar industrias estratégicas como la energía, el agua, el acero, los armamentos y los alimentos.
• A algunas personas les preocupa que los acuerdos de libre comercio puedan conducir a una disminución de la calidad de los productos que se importan, y dar prioridad a precios bajos. Precios que se consiguen muchas veces con prácticas poco éticas.
Ahora puedes decidir cuál modelo te agrada más.