Intereses

Cuando te prestan dinero para que compres algo que deseas en este momento o para que realices algún proyecto, debes devolver el dinero prestado (principal) más un dinero adicional (interés).

Cuando otra persona te presta dinero para que compres algo que deseas en este momento o para que realices algún proyecto, debes devolver el dinero prestado (principal) más un dinero adicional (interés) como premio para el que presta, por haber tomado el riesgo de prestarte y por quitarle la capacidad de usar su dinero mientras te lo prestó.
El prestatario decide qué cantidad de dinero pagará de interés realizando una sustracción en donde la satisfacción que obtendrá de comprar algo en este momento o el beneficio potencial de realizar un negocio sea mayor al dinero pagado como interés. El prestamista decide prestar dinero cuando el riesgo es menor y la tasa de interés es mayor respecto a otras alternativas para ganar dinero.
El interés se expresa como una tasa anual sobre el saldo prestado, aunque generalmente los pagos se hacen mensualmente. Es importante hacer la aclaración de que la mayoría de las entidades crediticias calculan el pago de interés bajo el esquema de interés compuesto, lo que resulta en cantidades de dinero que crecen de manera veloz. Si eres deudor, el interés compuesto provoca que tardes más tiempo en pagar tu deuda, pero si eres prestamista o inversionista, el interés compuesto te ayudará a hacer crecer tu riqueza rápidamente.