Impuesto sobre la adquisición de inmuebles

Grava el traslado de dominio, es decir la compra, de terrenos, casas o departamentos, sin importar que sean nuevos o usados.

Grava el traslado de dominio, es decir la compra, de terrenos, casas o departamentos, sin importar que sean nuevos o usados. Es un impuesto local, por esa razón la tasa impositiva varía según la entidad federativa donde se compre el bien inmueble; es Yucatán la entidad que menos cobra (0.025%) y la Ciudad de México la entidad con la tasa más alta (3.1% a 4.5% progresiva).
El impuesto se aplica sobre el valor del inmueble. El valor del inmueble que se considera para este fin será el que resulte más alto entre:
• El valor de adquisición;
• El valor catastral determinado con la aplicación de los valores unitarios; o
• El valor comercial que resulte del avalúo practicado por la autoridad fiscal o por personas registradas o autorizadas por la autoridad fiscal.
Este impuesto tiene otra particularidad, no lo paga directamente el comprador (contribuyente) a la tesorería del estado. Lo paga a un notario público, quien será el responsable de enterar del ISAI a la tesorería del estado. Además del ISAI, el notario cobrará la inscripción del inmueble al Registro Público de la Propiedad y, por supuesto, sus honorarios.