Hipoteca

Es un préstamo que otorga un banco o una institución financiera para que el prestatario pueda comprar un bien, generalmente un bien inmueble.

Es un préstamo que otorga un banco o una institución financiera para que el prestatario pueda comprar un bien, generalmente un bien inmueble. La propiedad que compra el prestatario queda como garantía del préstamo, por lo que, si el prestatario no cumple con el préstamo, el banco puede vender la casa y recuperar sus pérdidas, y esto es lo que define al crédito hipotecario.
Las condiciones de pago de la hipoteca difieren mucho, pero suelen liquidarse mediante pagos mensuales y constan de cuatro componentes: principal (el monto original que presta el banco), intereses (el dinero adicional que paga el prestatario como servicio de la deuda), plazo (el periodo en el que se acuerda saldar la deuda) y seguros (el pago que hace el prestatario para cubrir riesgos, por ejemplo, quedarse sin empleo o morir, y desastres naturales que dañen la propiedad en garantía).
Los prestatarios disponen de una gran variedad en la oferta crediticia. Comenzando por los créditos hipotecarios de tasa de interés fija; variable y mixta. Además, el prestatario también puede elegir diferentes plazos para saldar su deuda, empezando por un plazo corto que va desde un año hasta plazos muy largos, por ejemplo, 30 años.
Comúnmente, las entidades financieras exigen como mínimo el 20% del valor de la propiedad deseada como enganche, pero otras instituciones crediticias deciden asumir un riesgo mayor y prestar el 100% del valor de la propiedad.