Estado de cuenta

Es un informe detallado sobre los movimientos financieros de una cuenta corriente, cuenta de ahorro, tarjeta de crédito o cuenta de inversiones.

Es un informe detallado sobre los movimientos financieros de una cuenta corriente, cuenta de ahorro, tarjeta de crédito o cuenta de inversiones, así el cuentahabiente puede llevar un control sobre los ingresos y gastos que tuvo durante un período de tiempo específico, lo que resulta en un saldo final.
El banco envía este resumen cada mes a sus clientes, aunque ha caído en desuso, pues la mayoría de los bancos envían el estado de cuenta mediante el correo electrónico y el cliente puede consultar sus movimientos casi en tiempo real a través de la aplicación móvil que pone a disposición el banco.
Los estados de cuenta también son utilizados por todo tipo de comercios. Ahí se describen las transacciones entre un cliente y el vendedor. Es un método muy eficaz para: calcular el saldo pendiente de una cuenta, recordar a un cliente sobre un saldo deudor y evitar disputas sobre saldos aún no liquidados.
Los estados de cuenta suelen contener,
• el periodo que abarca el estado de cuenta,
• descripción detallada de cada transacción (fecha, valor de la transacción, moneda o tipo de cambio, condiciones de pago y el documento que respalda la transacción),
• Saldo final y
• datos de contacto, para que el cliente pueda hacer cualquier aclaración.