Enganche

Es un pago inicial realizado en una sola exhibición por la compra de un bien o servicio costoso.

Es un pago inicial realizado en una sola exhibición por la compra de un bien o servicio costoso. Este pago representa sólo una fracción del precio total de compra y el resto se solventa mediante financiamiento.
El enganche tiene una doble función: para el prestamista es una garantía, pues alguien que ha pagado una parte del bien tiene menos posibilidades de no pagar el financiamiento. Por otro lado, entre más alto sea el enganche que dé el prestatario, podrá obtener mejores condiciones de crédito, por ejemplo, una tasa de interés menor, lo que se reflejará en mensualidades más asequibles o un plazo de deuda menor.
El monto mínimo de enganche varía según la entidad crediticia, el bien que se quiere comprar y el perfil del solicitante. Es decir, hay bancos que piden un porcentaje bajo de enganche, pero su tasa de interés es alta. Otros bancos analizan a profundidad el historial crediticio del solicitante y en función de ese análisis piden determinar el monto del enganche mínimo.
En condiciones generales, para un automóvil, los bancos suelen pedir un enganche mínimo del 20% del valor de automóvil, y en el caso de los inmuebles, piden 10%.