Dinero virtual

La Autoridad Bancaria Europea define la moneda virtual como "una representación digital de valor, que no es emitida por un banco central o una autoridad"

La Autoridad Bancaria Europea define la moneda virtual como "una representación digital de valor, que no es emitida por un banco central o una autoridad, ni necesariamente conectada a un dinero fiduciario, pero es aceptado por personas naturales o jurídicas como medio de pago y puede ser transferido, almacenado o intercambiado electrónicamente".

El dinero virtual es considerado cerrado cuando está limitado su uso a un fin específico, como pueden ser los videojuegos, por lo mismo no tiene ninguna vinculación con la economía real.

Existe también el dinero virtual que comprende los cupones, las tarjetas de puntos o recompensas, los programas de viajero frecuente, etc. En este caso se trata de dinero virtual vinculado con la economía real, dado que se puede intercambiar por productos o servicios tangibles. Otro ejemplo de este tipo de dinero virtual puede ser los sistemas de prepago como los que maneja Starbucks o incluso el Amazon Coin. El aumento del comercio en línea ha dado un importante impulso a este tipo de dinero virtual, ya que permite realizar compras de forma segura.

Existen también el llamado dinero virtual no centralizado, en donde el mejor ejemplo es el Bitcoin, ya que fue la primera moneda de este tipo, pero no existe un banco central u organismo autónomo que la respalde.