¿Cuál es el enganche ideal para comprar una vivienda?

Es una pregunta muy común entre los nuevos compradores de vivienda y no hay una respuesta correcta, pues depende del comprador.

Es una pregunta muy común entre los nuevos compradores de vivienda y no hay una respuesta correcta, pues depende del comprador. Digamos que tienes un sueldo bajo, pero por una herencia o simplemente porque eres bueno ahorrando, tienes mucho dinero en el banco; te conviene dar un enganche alto, principalmente para que te otorguen el crédito y además para que te quede una mensualidad baja.
Si, por el contrario, tienes poco dinero ahorrado, pero tu ingreso es alto y tienes cierta urgencia de comprar una casa, entonces puedes optar por un enganche bajo, aunque las mensualidades sean altas, e intentar bajar la deuda realizando pagos anticipados.
Pero el pago de las mensualidades no es el único factor para considerar a la hora de elegir entre un enganche alto o bajo. Considera también tu estrategia de inversión. Sí, por ejemplo, eres propenso a necesitar dinero líquido para enfrentar una emergencia o simplemente diversificar tus inversiones, entonces te conviene dar un enganche bajo, para tener margen de maniobra. Si, por el contrario, tienes seguros que cubren todos los frentes en los que pudiera saltar una emergencia y no quieres diversificar tu cartera de inversiones, entonces un enganche alto es una buena opción.
Como podrás ver, la respuesta no es simple y depende de las circunstancias de cada persona, ahora, si quieres una respuesta simple, los expertos en créditos hipotecarios recomiendan dar al menos el 20% del valor de la casa como enganche, siempre y cuando el pago mensual no comprometa más del 35% de tus ingresos mensuales y el plazo de la hipoteca sea igual o menor a 15 años.