¿Por qué debo tener en cuenta el CAT al considerar mi crédito?

Es un indicador que calcula el costo total de un financiamiento, no sólo la tasa de interés que se cobrará por el dinero prestado.

Es un indicador que calcula el costo total de un financiamiento, es decir, no sólo la tasa de interés que se cobrará por el dinero prestado, sino que también toma en cuenta comisiones, cuotas anuales, costo por apertura y todos aquellos gastos que al final del crédito tenga que cubrir el prestatario. Tiene por objetivo ser un instrumento para que los usuarios de financiamiento puedan comparar diferentes créditos de una manera muy rápida y eficiente.

Los bancos calculan el CAT de sus créditos con base en un cliente hipotético, por lo que el CAT sólo es un indicador de referencia y no es el mismo para todos los usuarios, incluso con el mismo producto y la misma línea de crédito. En otras palabras, si tú eres “totalero” en tu tarjeta de crédito, tu CAT será mucho más bajo que alguien que deja saldos pendientes.

Si quieres calcular el CAT de tu tarjeta de crédito, visita la página del Banco de México, que ha puesto a disposición del público una herramienta útil para conocer el CAT. Sólo necesitas cuatro datos: línea de crédito, tasa de interés anual, comisión anual sin IVA y el pago mínimo.

El CAT sirve para comparar el costo real de diferentes créditos. Conocer la tasa de interés que te cobrarán no es suficiente, pues habrá financieras que te ofrezcan una tasa de interés baja, pero comisiones muy altas. Toma este indicador en cuenta la próxima vez que contrates un crédito.