¿Qué es un contrato de futuros?

Es un acuerdo legal para comprar o vender un producto (típicamente se hace con commodities) a un precio predeterminado en un momento específico en el futuro.

Es un acuerdo legal para comprar o vender un producto (típicamente se hace con commodities) a un precio predeterminado en un momento específico en el futuro.

Los contratos de futuros están estandarizados en cuanto a calidad y cantidad del producto que se desea, para facilitar la negociación. El comprador de un contrato de futuros está asumiendo la obligación de comprar el activo en una fecha futura, cuando expira el contrato. El vendedor del contrato de futuros está asumiendo la obligación de proporcionar el producto en la fecha establecida en el contrato.

Supongamos que tienes una empresa de logística y uno de los insumos más importantes es la gasolina, actualmente el litro de gasolina ronda los 20 pesos por litro, pero no sabemos cuánto costará en un año. Podrías celebrar un contrato con un proveedor de gasolina en el cual quede especificado que le pagarás a 21 pesos el litro de gasolina durante dos años. De esta manera tú como comprador buscas eliminar la incertidumbre en el cambio de precio de la gasolina y aminorar el impacto en tus costos. El vendedor, por otra parte, asegura vender su producción. Por supuesto, si en dos años el precio de la gasolina está por debajo de los 21 pesos, estarías pagando un sobreprecio, pero si está por encima, estarías consiguiendo gasolina barata, y ahí radica la habilidad de hacer un buen contrato de futuros.

También puedes tener en cuenta este ejemplo: Imagina que un productor de naranja quisiera asegurar la cantidad de producto que puede vender a un precio determinado, el contrato de futuros le permite tener certeza sobre los ingresos que dicha operación le brindará. Tomando el mismo ejemplo, una empresa productora de jugo se ve en la necesidad de establecer las condiciones para la compra futura de naranjas, de forma que cualquier aumento inesperado en el precio no afecte su producción futura.

Algunas personas utilizan estos contratos como medio de especulación, estableciendo precios de compra más bajos cuando esperan que el precio futuro sea mayor o estableciendo precios de venta mayores cuando la expectativa es que el precio del bien disminuya en el futuro.

Es importante mencionar que estos contratos se pueden comprar o vender antes de su vencimiento en el mercado de futuros.

Este tipo de operaciones son muy comunes para las grandes empresas, pero también para los inversionistas de papel, que únicamente los utilizan para obtener beneficios monetarios sin tener un interés real en la adquisición del producto.