Commodities

Es un bien básico utilizado en el comercio para ser intercambiado por otras mercancías del mismo tipo.

Es un bien básico utilizado en el comercio para ser intercambiado por otras mercancías del mismo tipo. Los commodities se utilizan como insumos en la producción de otros bienes o servicios. Algunos ejemplos tradicionales de commodities son: granos, oro, carne de res, petróleo y gas natural. Recientemente, la definición se ha ampliado para incluir productos financieros, como monedas extranjeras, minutos de teléfono celular y ancho de banda.
La calidad de los commodities puede diferir ligeramente, pero esencialmente es uniforme entre todos los productores. Un barril de petróleo es el mismo producto, independientemente del productor. Por tanto, la calidad no es un factor cuando los commodities se negocian en una bolsa.
La característica esencial de los commodities es que son difíciles de valuar, porque no están hechos de otras materias primas, pues los commodities son la materia prima. Entonces la única manera de fijarles un precio es a través de la oferta y la demanda en la bolsa de valores. Los commodities se comercian por excelencia es la bolsa de valores de Chicago.
Es muy común que los commodities se comercialicen a través de contratos futuros, esto da origen a dos tipos de compradores de commodities; por un lado, están los productores que sí están interesados en el producto, pues lo utilizarán en sus procesos productivos, y, por otro, están los especuladores, quienes compran futuros de petróleo, por ejemplo, con el único propósito de beneficiarse de la volatilidad de los precios.
Los commodities también son utilizados por los inversionistas como instrumentos financieros de protección en momentos de inflación alta, pues el precio de los commodities tiende a aumentar cuando la inflación se acelera.