Cómo se clasifican los créditos.

Se pueden clasificar en dos tipos: por el tipo de necesidad que quiere cubrir el prestatario y por el tipo de interés que cobra el prestamista.

Se pueden clasificar en dos tipos: por el tipo de necesidad que quiere cubrir el prestatario y por el tipo de interés que cobra el prestamista. A continuación, algunos ejemplos por tipo de uso:

  • Préstamo para comprar auto, cubrir estudios universitarios en México o el extranjero, remodelar el hogar, préstamo al consumo para comprar lo que quieras en comercios, anticipo de nómina y para tomar unas necesarias vacaciones.

Por tipo de interés:

  • Préstamos de interés fijo: durante toda la vida del crédito el tipo de interés será el mismo.
  • Crédito a interés variable: el interés se va modificando durante todo el tiempo de amortización del crédito. El cliente que cuente con este tipo de interés pagará siempre lo que marque el índice de referencia en el momento de su revisión.
  • Préstamos de interés mixto: generalmente el interés fijo se aplica durante la primera mitad de la vida del crédito, y en la segunda mitad se aplica el interés variable.