¿Qué es y cómo funciona un cajero automático?

Son dispositivos físicos vinculados directamente a las redes informáticas de los bancos, a través de los cuales puedes realizar distintos tipos de operaciones en tiempo real.

Son dispositivos físicos vinculados directamente a las redes informáticas de los bancos, a través de los cuales puedes realizar distintos tipos de operaciones en tiempo real. Anteriormente los cajeros automáticos tenían dos funciones principales, retiro de efectivo o consulta de saldos, sin embargo, en la actualidad han evolucionado hasta convertirse en verdaderas sucursales donde puedes realizar depósitos, pagos de servicios, depósitos de cheques e incluso realizar retiros de tu cuenta sin tu tarjeta.

Todos los bancos cuentan con su propia red de cajeros y puedes también utilizar los de las demás instituciones a través de convenios que tienen entre ellos y a través de la plataforma Red. El uso de los cajeros automáticos puede generar un costo dependiendo del banco, el tipo de cuenta que poseas y la operación que busques realizar. Toda la información relativa a estos costos la podrás consultar en la carátula del contrato de apertura de tu cuenta, y las instituciones están obligadas a informarte de los costos al momento de realizar las operaciones en el cajero.

Recuerda que las operaciones de efectivo en cajeros automáticos se realizan en línea, por lo que los tiempos de respuesta deberán ser iguales a los que obtendrías en una sucursal bancaria.